Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

martes, 19 de octubre de 2010


QUE GOBIERNE CIEN AÑOS
Por JUAN T H
¿Quién iba a decir que ese muchacho tranquilo, de carácter suave y hablar fluido, nacido en un barrio marginado, procedente de una familia que debió emigrar hacia Nueva York a y vivir allí en condiciones de pobreza, se negaría a sí mismo para lograr sus propósitos?
¿Quién iba a decir que ese hombre que visitaba las redacciones de los diarios casi temerosamente para entregar sus artículos sobre política internacional sería capaz de llegar tan lejos en aras de alcanzar todo cuanto la vida le había negado?
Predicaba el socialismo abrazado de los clásicos del marxismo como si fuera una biblia. Más que un dirigente político parecía un sacerdote o pastor evangélico predicando  la palabra del Señor. 
Con su cara de “yo no fui” parecía incapaz de romper un plato.
Nadie lo vio como un adversario. Pasaba desapercibido entre los viejos militantes y dirigentes.
Su maestro lo escogió compañero de boleta porque lo creyó anodino, incapaz de hacerle sombra, como hizo con muchos otros durante su dilatada carrera política. El caudillo no tenía idea de lo que haría su pupilo para satisfacer todo cuanto la vida le había negado.
Ahora lo tiene todo en demasía.
Ahora es el dueño de todo y hasta de todos.
Nadie tiene su poder,  ni su grandeza.
No hay un ser humano en este que tenga  más de lo que él tiene.
El país lo tiene “dentro de un puño”.
Su índice marca el rumbo.
Sacerdotes, generales, abogados, jueces, fiscales, médicos, periodistas, empresarios, políticos, intelectuales, reinas de belleza, atletas, trabajadores, campesinos y amas de casas, proxenetas y prostitutas. Todos a sus pies.
Su palabra es palabra de Dios.
Hoy dice una cosa, mañana otra.
Mañana prometerá lo que prometió ayer. Es la rutina de todos los días.
Cree que éste país no es su país, aunque lo gobierne, que su país debió ser otro, preferiblemente de Europa. Por eso se va de vacaciones 15 veces al año a Europa y Estados Unidos acompañado de sus amigos y relacionados. Los gastos los cubre la casa, que pierde y se ríe.
Pronto convocará un plebiscito o un referéndum para que su pueblo  orgulloso  lo declare rey de reyes y lo autorice para que inaugure una monarquía moderna propia del siglo 21.
Su destino está escrito con letras de oro en el libro de los libros.
El es el predestinado, el único, pluscuamperfecto. El insustituible.
Debemos sentirnos agradecidos de los sacrificios que hace este dios de la política por nosotros, infelices mortales. Deberíamos sacrificar a nuestro primogénito como tributo a su majestad, para que sienta nuestro  amor y agradecimiento. Sería una manera sincera de desearle larga vida.
Y cuando muera, si es que muere, que gobierne, por cien años más, su hijo, Leonel Segundo. Y que siga la sucesión por los siglos de los siglos. ¡Amén!
¡Qué Dios me oiga y el Diablo se haga el sordo!

Archivos del blog

Se ha producido un error en este gadget.

Saludo


La idea de iniciar una página en internet tiene muchas razones, entre ellas, la cantidad de temas que se pueden tratar, el espacio de que se dispone para escribir y publicar (sin cortes) ....Y por supuesto, la interacción con otros "patrulleros"

Creemos que este medio es la forma de comunicación que más rápido llega a los lectores dándoles la oportunidad de aprender, interactuar y participar.

Las noticias, por ejemplo, se actualizan en la web antes de que los medios escritos las publiquen, sin querer empequeñecer el alto valor de la prensa escrita.

Patrullar, es recorrer, vigilar, rondar, andar…así que esto es lo que verán aquí… artículos y comentarios sobre gastronomía, turismo, arte, eventos, cultura, música, folclor que surjan de nuestro andar por las calles de cualquier pueblo, ciudad o lugar del mundo.

No estamos comprometidos con nadie, sino con nuestra trayectoria, conocida por algunos y desconocida por muchos, por lo que nuestras opiniones y artículos no obedecen a criterio alguno que no sea el del autor.

Les pedimos a quienes nos visiten que realicen su "patrullaje" con responsabilidad, respeto y sin ofender la moral y dignidad de otros. Estamos abiertos a sus comentarios siempre que sigan estas normas.

Todo lo que se deje en este blog, será revisado, por lo que nos reservamos el derecho de publicarlo o no.

Esperamos sus visitas y los comentarios de las cosas que encuentren cuando anden “patrullando”…


Patrullemos

Patrullera

Mi foto
Santo Domingo, Santo Domingo, Dominican Republic