Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

viernes, 30 de abril de 2010

Las fibras alimentarias


Por: Albita Santana
La digestión comienza en la boca y termina en el colon (intestino grueso), y es en el intestino delgado donde los nutrientes se absorben casi en su totalidad, para ser llevados por la sangre a todo el cuerpo. Las fibras alimentarias no son nutrientes en sí, sino que estimulan a la peristalsis (movimiento) intestinal, ayudando al tránsito de las heces.
El organismo no digiere los alimentos con fibras porque el aparato digestivo no posee las enzimas de la saliva y la secreción pancreática (ptialina y amilasa), que los hidrolizan (desdoblar las moléculas por acción del agua), así que pasan por el tracto digestivo y el duodeno casi sin sufrir cambios, siendo en el colon o intestino grueso donde comienzan a metabolizarse, donde son parcialmente fermentadas por las enzimas de la flora bacteriana intestinal (Bacterias benéficas).
Hay dos tipos de fibra alimentaria, la Insoluble, que retiene poca agua, se fermenta menos y resiste los microbios de la flora intestinal. Se encuentra en el salvado de trigo, granos enteros con su cáscara, lechugas, espinacas, pepinos, habichuelas verdes, acelgas, alcachofas, tomates y apio.
La Soluble, que absorbe mucha agua formando una gelatina que hace la digestión más lenta, favoreciendo la flora intestinal cuando es fermentada por los microorganismos del intestino. También disminuye y retarda la filtración de grasas y azúcares de los alimentos, normalizando los niveles de colesterol y glucosa. La encontramos en la avena, cebada, nueces, avellanas, almendras, pistachos, semillas, habichuelas blancas, garbanzos, lentejas, pera, kiwi, albaricoques, ciruelas,  naranjas, fresas y verduras.
Algunos beneficios de comer fibras son, prevenir molestias como el estreñimiento; diverticulosis (pequeñas bolsas o divertículos en forma de dedo en las paredes del colon); diabetes mellitus o diabetes sacarina; obesidad; hipertensión arterial y cardiopatía isquémica.
Además, impiden el crecimiento de bacterias patógenas fortaleciendo el sistema inmunológico, previniendo también muchos tipos de cáncer (colon, recto, mamas…).
La inulina, una fibra alimentaria
Habíamos dicho que las fibras alimentarias contribuyen a estimular el movimiento intestinal, a mejorar la digestión, y por tanto, a una calidad de vida saludable. Y que se clasifican en  Insolubles y Solubles.
La inulina es una fibra soluble del grupo de los fructanos (una molécula de glucosa ligada a varias unidades de fructosa), compuesta por polímeros de fructosa, que se encuentra en el tejido fino y las raíces (donde almacenan los nutrientes de reserva) de muchos vegetales que comemos diariamente.
El nombre “Inulina” viene de la planta Helenio (Inula helenium), de donde se aisló por primera vez.
Se extrae mayormente de la raíz de la achicoria, y en la industria alimentaria, se añade a los alimentos funcionales para mejorar su textura, dar cuerpo, sustituir azúcares, incrementar fibras, reemplazar grasas (helados, rellenos y productos lácteos), etc. Por su sabor insípido, pasa inadvertida. 
Es un carbohidrato no digerible, presente en frutas, cereales y vegetales, entre ellos, cebolla, ajo, diente de león, espárragos, alcachofa, puerro, plátano, yacón y trigo. Aunque se consigue en forma de fármaco, lo recomendable es consumirla al natural.
Beneficios
Es un ingrediente alimenticio natural que mejora el funcionamiento del sistema digestivo regulando el tránsito intestinal; Reduce el riesgo de cáncer de colon y de mama; Favorece la absorción de calcio previniendo la osteoporosis; Ayuda a sintetizar la vitamina B; Disminuye el colesterol y los triglicéridos; Mejora las molestias por colon irritable; Refuerza la respuesta del sistema inmunológico; Reduce el nivel de azúcar en la sangre; Protege y equilibra el intestino impidiendo el crecimiento de las bacterias dañinas, ayudando mantener sana la flora intestinal (bacterias que benefician el intestino), entre otros beneficios.
La inulina comienza a metabolizarse en el colon (intestino grueso), produciendo ácido butírico, dióxido de carbono, hidrógeno y metano, de manera que alimentos con grandes cantidades de inulina pueden producir gases y molestias intestinales, por eso es bueno comerlos en pequeñas porciones, hasta habituar el organismo.
 


Archivos del blog

Se ha producido un error en este gadget.

Saludo


La idea de iniciar una página en internet tiene muchas razones, entre ellas, la cantidad de temas que se pueden tratar, el espacio de que se dispone para escribir y publicar (sin cortes) ....Y por supuesto, la interacción con otros "patrulleros"

Creemos que este medio es la forma de comunicación que más rápido llega a los lectores dándoles la oportunidad de aprender, interactuar y participar.

Las noticias, por ejemplo, se actualizan en la web antes de que los medios escritos las publiquen, sin querer empequeñecer el alto valor de la prensa escrita.

Patrullar, es recorrer, vigilar, rondar, andar…así que esto es lo que verán aquí… artículos y comentarios sobre gastronomía, turismo, arte, eventos, cultura, música, folclor que surjan de nuestro andar por las calles de cualquier pueblo, ciudad o lugar del mundo.

No estamos comprometidos con nadie, sino con nuestra trayectoria, conocida por algunos y desconocida por muchos, por lo que nuestras opiniones y artículos no obedecen a criterio alguno que no sea el del autor.

Les pedimos a quienes nos visiten que realicen su "patrullaje" con responsabilidad, respeto y sin ofender la moral y dignidad de otros. Estamos abiertos a sus comentarios siempre que sigan estas normas.

Todo lo que se deje en este blog, será revisado, por lo que nos reservamos el derecho de publicarlo o no.

Esperamos sus visitas y los comentarios de las cosas que encuentren cuando anden “patrullando”…


Patrullemos

Patrullera

Mi foto
Santo Domingo, Santo Domingo, Dominican Republic