Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar en este blog

lunes, 9 de noviembre de 2009

LA POLICIA

Por: JUAN T H Al ver la foto de Willian Batista Checo, vivo en manos de la Policía, luego muerto en un “intercambio de disparos” con la misma Policía que momentos antes lo había apresado, me asaltaron como un rayo los recuerdos de un pasado tenebroso que creí olvidado. Nada parece haber cambiado con los años. La Policía de hoy es la misma que participó en asesinatos de gente que debió proteger no importa que fuera culpable. Salvo raras excepciones, cada jefatura tiene su propio cementerio. Y cuando no lo tiene alguien, desde las alturas del poder, lo exige con el argumento de “mano dura contra la delincuencia”. Pero la delincuencia de los pobres que son pobres por la delincuencia de los de arriba que le roba toda posibilidad de salir de la marginalidad y la miseria. Contra los delincuentes de arriba, los que quiebran bancos y quiebran el país llevando a la miseria a millones de personas, nadie pide mano dura. Esos no mueren nunca en “intercambios de disparos”. Al contrario, a esos la Policía los protege de todo mal, incluso en la cárcel donde esperan su indulto presidencial. La Policía es la misma que creó el Jefe, con su imagen de terror. Cuando hay que matar, mata. No es una Policía civil, como las de estos tiempos modernos, es una Policía militar, como las de antes, cuando los dictadores decidían quienes tenían que vivir y quienes debían morir. Un policía, más si es general, mucho más si es el jefe, es un juez supremo que no admite primera instancia ni apelación. Es juez, batuta y constitución. Hitler aprendió de Mussolini, Franco fue alumno aventajado de Hitler. Trujillo lo fue de Franco… y así sucesivamente. Antes que ellos habían otros, claro que habían otros. La historia del crimen y la barbarie no es tan antigua como la historia de la raza humana, pero es bastante vieja. Pero la Policía de Mussolini en Italia no es la misma de hoy. La Policía de la Alemania fascista de Hitler no es ni sombra. Ni la de España. Franco murió. Ni siquiera la Policía de los países latinoamericanos del Cono Sur que sufrieron sangrientas dictaduras es la misma. Todas se han transformado positivamente sin cambiar su rol de fuerza represiva al servicio de los intereses de las clases dominantes. ¿Por qué en la República Dominicana la Policía sigue siendo esencialmente la misma? Un grupo paramilitar con autoridad para matar y reprimir sin respetar el ordenamiento jurídico. Una Policía que hace el papel de juez, incapaz de investigar seriamente los hechos y someter a los tribunales a los supuestos delincuentes o criminales. ¿No que todos los ciudadanos son inocentes hasta tanto, en un juicio abierto, público y contradictorio, se demuestre lo contrario? ¿Qué es para la Policía “la presunción” de inocencia? La Policía no es parte de la solución al problema de la delincuencia, es parte del problema. La Policía no protege, ni defiende a la ciudadanía. Los ciudadanos le tememos tanto o más a la Policía que a los delincuentes. En muchos casos unos y otros, son los mismos. Uno nunca sabe quién es uno, ni quien es el otro. El actual jefe de la Policía no tiene nada que envidiarle a muchos de sus antecesores. Llegó al cargo con el sobrenombre de “El Cirujano”. En San Francisco de Macorís todavía faltan sillas de ruedas y muletas. De continuar en el cargo pronto no habrá espacio en el Cristo Redentor. Eso, sin embargo, no terminará con el crimen ni la delincuencia. La pena de muerte, que de algún modo existe en la República Dominicana, no resuelve el problema, como no lo ha resuelto en ninguna parte del mundo. Lo que hace falta no es “mano dura” contra nadie, lo que hace falta es una nueva Policía. Nueva en el concepto, nueva en la práctica.

Archivos del blog

Se ha producido un error en este gadget.

Saludo


La idea de iniciar una página en internet tiene muchas razones, entre ellas, la cantidad de temas que se pueden tratar, el espacio de que se dispone para escribir y publicar (sin cortes) ....Y por supuesto, la interacción con otros "patrulleros"

Creemos que este medio es la forma de comunicación que más rápido llega a los lectores dándoles la oportunidad de aprender, interactuar y participar.

Las noticias, por ejemplo, se actualizan en la web antes de que los medios escritos las publiquen, sin querer empequeñecer el alto valor de la prensa escrita.

Patrullar, es recorrer, vigilar, rondar, andar…así que esto es lo que verán aquí… artículos y comentarios sobre gastronomía, turismo, arte, eventos, cultura, música, folclor que surjan de nuestro andar por las calles de cualquier pueblo, ciudad o lugar del mundo.

No estamos comprometidos con nadie, sino con nuestra trayectoria, conocida por algunos y desconocida por muchos, por lo que nuestras opiniones y artículos no obedecen a criterio alguno que no sea el del autor.

Les pedimos a quienes nos visiten que realicen su "patrullaje" con responsabilidad, respeto y sin ofender la moral y dignidad de otros. Estamos abiertos a sus comentarios siempre que sigan estas normas.

Todo lo que se deje en este blog, será revisado, por lo que nos reservamos el derecho de publicarlo o no.

Esperamos sus visitas y los comentarios de las cosas que encuentren cuando anden “patrullando”…


Patrullemos

Patrullera

Mi foto
Santo Domingo, Santo Domingo, Dominican Republic